jueves, 10 de mayo de 2018


  Capítulo.-9
  El informe de Akila

  No estábamos sentados todavía en nuestros respectivos asientos y ya el Gran Akila comenzó a leer el informe encargado por Don Zacarías con respecto si a una misma pregunta, hubiera respuestas diferentes en el informe enviado por Sam Casablanca Falsificador al Instructor del expediente, en su opinión podían darse dos supuestos:
  1.- Una de las respuestas era falsa.
  2.- Podría darse el caso de que las dos fueran falsas.
  Ante esto -continuo- si en el informe hay algo falso, a Sam Casablanca no le podemos creer, pues ya no es de fiar, en nada, ni en el resto del contenido, máxime cuando dice que una de las conversaciones, mantenida por la chamán del 112 y el telefonista aquí presente, vía telefónica dura más de dos minutos para justificar que en ese espacio de tiempo fue más que suficiente para dar todos los datos, con mi reloj de precisión de arena del desierto de Egipto, que mide hasta la diez millonésima parte de un segundo, fabricado por el mejor artesano que en mi País natal hay, he comprobado que dura un minuto y diez segundos exactos. De momento lo hemos pillado y se puede demostrar con su propio escrito, ya no necesitamos ninguna otra cosa, pues se acusa con esto a sí mismo.
  En cuanto al Derecho actualmente vigente se puede haber vulnerado el artículo 390 del Código Penal español que dice textualmente: “Será castigado con las penas de prisión de tres a seis años, multa de seis a veinticuatro meses e inhabilitación especial de dos a seis años, la autoridad o funcionario público que en el ejercicio de sus funciones, cometa falsedad: Hay tres apartados en este artículo que dejan al Juez elegir los diferentes grados de gravedad que pueden darse.
  Don Zacarías preguntó al porquero psicólogo que cual de las respuestas era la falsa y este contestó que las dos, pero antes de daros la respuesta que le di -siguió diciendo- dejadme que os ponga en antecedentes de por qué quieren fastidiarme con la apertura de un expediente y al final os diré la respuesta que se ganó a pulso con su actitud a la hora de interrogarme, para pasar a hacer juramento de que lo dicho es cierto, jurando a nuestro modo, el modo de juramento que entre gatos hay que hacer, es decir, jurar apoyando las cuatro patas sobre una Santa Biblia en verso. Mi esposa es chamán y antes de casarnos estaban acostumbrados a putearla de todas las formas habidas y por haber desde la Gerencia Gatuna de Atención Primaria y decidí cortar de raíz tanto recochineo, para ello empecé a poner en manos del cerdo que allí manda, escritos en los que denunciaba los abusos que él mismo consentía, pero no sirvieron de nada, los abusos seguían y decidí  dirigir un escrito a su superior en rango, bastó con uno solo para que los abusos cesaran en su totalidad y sus derechos fueron respetados, el escrito os lo leo a continuación, pero además hice unas putadas en el Centro Gatuno en el que, prestaba servicios como telefonista, y que os iré contando a su debido tiempo, al terminar el escrito que desde ya mismo comienzo a leer, os comento una de esas putadas que a menudo hacía por las noches en el Centro de Salud Gatuno, el  escrito aunque lo realicé yo, por imperativo legal lo firma mi Señora Flora  y dice lo siguiente:
 A LA GERENCIA DE SANIDAD GATUNA DE GATOLA
SR. GERENTE DE ÁREA PARA GATOS
  FLORA SI SE LA METO CHILLA SI SE LA SACO LLORA, mayor de edad, con D.N.I. nº 02133387 M, señalando domicilio para efectos de notificaciones C/ Los Gatos Licenciados, nº 12, 1º B. Código Postal: 37008. Gatola, ante el Gerente de Atención de Área Gatuna de Gatola comparezco y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:
  Que por medio del presente escrito vengo a solicitar la apertura de EXPEDIENTE SANCIONADOR contra el Coordinador Gatuno de la Zona Básica de Salud para Gatos de Fuentes y los responsables de la Gerencia de Atención Primaria Gatuna de Gatola, por la comisión de TRATO DISCRIMINATORIO Y ACOSO LABORAL.
  Se fundamenta la presente denuncia en las siguientes
ALEGACIONES

  PRIMERA.- Presto servicios como chamán de área de la Zona Básica de Salud para Gatos de Fuentes (Gatola).
  Mi trabajo consiste en la realización de la atención continuada, así como las vacaciones y permisos programables que se deriven del equipo gatuno de atención primaria.
  SEGUNDA.- De forma reiterada se vienen incumpliendo las normas vigentes para la asignación del trabajo correspondiente a la atención continuada a chamanes titulares, en lugar de asignarme a mí el trabajo, incluyendo las “guardias de refuerzo de pacto”. De esta forma se produce una situación que atenta contra los intereses de la propia administración, al tener que abonar el doble por un mismo trabajo.
  Pero al mismo tiempo, se conculcan mis derechos y se me imponen unas condiciones de trabajo contrarias a la norma, ya que hago una jornada inferior a la establecida durante la mayor parte del año, pero se me asignan unas jornadas inasumibles en periodos estivales y de vacaciones, con una carga de trabajo desmesurada que me ha llevado a tener que ser atendida en varias ocasiones en el servicio de urgencias gatunas y a situaciones de incapacidad laboral transitoria, derivadas directamente del stress laboral al que soy sometida. De este modo, en lugar de estar desarrollando con normalidad el trabajo derivado de mi condición de chamán de área soy utilizada como una especie de comodín para cubrir ausencias y periodos de trabajo a merced de la voluntad de otros chamanes y del responsable de la zona de salud gatuna.
  La utilización caprichosa de la atención continuada y de los fondos públicos llega a situaciones tan llamativas como sin tenerme sin actividad tras finalizar una situación de incapacidad laboral transitoria en el mes de septiembre, manteniendo sin embargo la contratación interina realizada para sustituir mi baja; se me indicó que permaneciera en mi domicilio, percibiendo mi salario sin realizar actividad alguna.
  TERCERA.- De forma sistemática se impide mi disfrute de vacaciones, siendo rechazadas una y otra vez las que solicito. Se incumple la normativa vigente en la materia, al no señalar las razones por las que se produce la denegación de vacaciones; generalmente se recurre a la coletilla de “necesidades del servicio”, pero ya en las últimas se han limitado a devolverme mi solicitud con la anotación de “denegadas” sin más explicaciones.
  CUARTA.- El trato que recibo es despectivo y contrario a la dignidad que merezco como trabajadora y gata. Este trato lleva a crear una sensación de impunidad, que ha dado lugar a situaciones tan absurdas como la negativa por parte del administrativo del centro a facilitarme recetas.
  QUINTA.- En numerosas ocasiones he denunciado estos hechos y otros similares que se producen de forma habitual, ante la Dirección Provincial del SACyL y de la Gerencia Gatuna de Atención Primaria, de forma verbal y escrita, solicitando que se tomen las medidas oportunas para finalizar el trato discriminatorio. Sin embargo, la postura de dicha dirección es la de inhibirse permanentemente y seguir consintiendo la situación; ni tan siquiera han accedido a proporcionarme los calendarios laborales y de turnos de atención continuada, con los que se pueden comprobar los hechos denunciados.
  Esta actitud hace que la responsabilidad se extienda igualmente al menos al gerente de atención primaria para gatos, y me obliga a dirigir directamente la denuncia ante el Sr. Gerente de Área Gatuna de Gatola.
  SEXTA.- Con el fin de comprobar los hechos denunciados, debe abrirse el correspondiente periodo de prueba, en el que debe de tomarse declaración a los denunciados, al administrativo del centro gatuno de salud, así como recabar todos los calendarios de turnos de atención continuada de los años 2007 y 2008, calendarios de vacaciones de todos los chamanes adscritos a la Zona Básica de Salud, contestaciones a mi solicitudes de vacaciones e informes elaborados con motivo de las mismas y actuaciones realizadas como consecuencia de las denuncias formuladas por mí.
  POR LO EXPUESTO:
  SOLICITO AL Sr. GERENTE DE ÁREA GATUNA DE GATOLA que presentado este escrito lo admita, tenga por formulada la DENUNCIA que consta en el mismo, y, previos los trámites que procedan, acuerde incoar expediente sancionador, practicar las pruebas solicitadas, y finalmente dictar la resolución que proceda a la vista de los hechos denunciados.
Gatola a 7 de enero de 2009

Fdo: Doña Flora si se la Meto Chilla si se la Saco Llora

  Yo, Jeremías Pelotari Tocador, digo que lo anteriormente es cierto y se entregó el anterior escrito el día 08/01/2009 a las 13:25’54’’, ante la delegación de Gerencia de Área Gatuna de Gatola de la JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN con el número de entrada 20090450000717; como así consta debidamente sellado.
  Con este escrito dirigido al superior inmediato del cornudo del Gerente de Atención Primaria, se le acabaron todos los problemas a mi señora esposa y de ahí que ahora ande como puta por rastrojo para que se me sancione, la piel se está dejando con tal de conseguirlo, pero el día que me lo encuentre de cara, juro que, le arranco la cornamenta de la que es portador, de raíz.
  Os cuento una de las innumerables putadas que en el Centro de Salud hice varias noches en las que no acudió nadie y tuve tiempo de realizar y que terminó por llegar a oídos del cornudo anteriormente citado.
  Como ya os he comentado de las innumerables putadas que hice, en una ocasión no se me ocurrió otra cosa que hacer centenares de fotocopias de las finanzas de la Gerencia Gatuna de Especialidades de Gatola, sacadas a la luz pública por la auditoría de la Consejería de Hacienda de Castilla y León que detectó “pagos indebidos” y “retribuciones arbitrarias” en la Gerencia Gatuna de Atención Especializada (GAE) de Gatola, lo que viene a corroborar lo que mi esposa Doña Flora en su día denunció, aunque no lo detectaron en atención primaria gatuna, si lo detectaron en la de atención especializada, debe ser que el Sr. Gerente de atención gatuna de atención primaria sabe más que los ratones “coloraos” en asuntos de contabilidad o tiene “padrinos” en la Consejería de Sanidad de Hacienda de Castilla y León, algo que no sería de extrañar por su trayectoria de político de quinta mano y además de quinta categoría.
  Los días que trabajaba por las noches empapelaba, con fotocopias, toda la zona de la entrada con los datos proporcionados por la citada Consejería de Hacienda de Castilla y León y ya estaba preparada la escandalera en el Centro de Salud Gatuno de Gatola en el que presto funciones como telefonista. Se da por supuesto que todas las fotocopias las realicé con las fotocopiadoras del SACyL, yo no gasté en ellas ni un céntimo. La consejería de Hacienda detectó un importe de 182,2 millones de euros que se han volatilizado.
  Estas fotocopias estaban hechas, de la noticia que se publicó en el periódico subvencionado, (según aseguran las malas lenguas) por el PSOE: “Público.es”, el diario más social de Europa, según consta en su página webs
  Ante esta escandalera el Sr. Consejero de Sanidad, no se le ocurrió otra cosa que negar el informe emitido por la Consejería de Hacienda de su propia comunidad, pero de todo esto la prensa de la Comunidad no sacó ni una sola noticia, se oyen rumores que la tienen bien engrasada para que haga chitón y no con un aceite cualquiera, como mínimo es el famoso “tres en uno”, que es como yo tengo feliz a mi gata la Sra. Flora, sexualmente actuando, cada vez que entra en celo. Por cierto, tanta querella que van a poner ahora contra Luis Bárcenas, los señores del Partido Popular que llevan gobernando más de treinta años en la Comunidad de Castilla y León, contra los señores de la Consejería de Hacienda, ni se les pasó por las dos o tres neurona que entre todos suman en sus cerebros a modo de conjunto vacio, ni tan siquiera insinuarse sobre querellas contra nadie.
  Además de este agujero el informe señala entre otras irregularidades las siguientes:
  1.- La gestión económico financiera desarrollada por la GAE de Gatola no se ajusta adecuadamente a los principios de buena gestión, tras auditar la gerencia que agrupa la GAE: el Clínico Universitario, el Virgen de la Vega, el de Los Montalvos, el de Béjar y el Centro de Especialidades de Ciudad Rodrigo.
  2.- Incumplimientos normativos, deficiencias en el control interno, retribuciones arbitrarias y lo más grave, lo que ya hemos referido antes “obligaciones de imputar por un importe de 182,2 millones de euros”.
  3.- La Consejería de Hacienda señala un sinfín de “prácticas contrarias a la normativa” como, por ejemplo, que se contabilizan en el ejercicio gastos que corresponden a ejercicios futuros” o que a 31 de diciembre de 2011 están pendientes de posicionar créditos para pago de intereses de los ejercicios 2009, 2010 y 2011”. “Las cuentas de existencias de farmacia no refleja correctamente el importe de las mismas”, “la cuenta de combustible presenta el mismo importe desde 2005”.
  4.- “Durante el ejercicio 2011 se imputaron al presupuesto obligaciones de ejercicios anteriores”, advierten los auditores de que “en ninguna de las facturas analizadas figura la aprobación del gasto por el órgano competente”. Señalan los auditores que: “Durante gran parte del ejercicio 2011 se supera el importe máximo autorizado de efectivo en caja”.
  5.-Lo auditores señalan la falta de “supervisión de tareas” y que “sigue sin implantarse ningún mecanismo de control de horarios y asistencia”. Señala el informe que se advirtieron los mismos errores que en años anteriores, pero que por lo que se ve la cosa no tiene ni cura ni remedio y eso que hablamos de hospitales.
  6.-Trabajadores pertenecientes al colectivo de personal directivo figuran con nombramiento provisional, práctica ilegal porque “no existe convocatoria para la ocupación de las plazas, eludiendo así los principios de publicidad y concurrencia”, para fijar importes de varias actividades, “existen acuerdos verbales” entre los propios trabajadores y, además, se han realizado “contratos eventuales a muchos trabajadores por tiempo prolongado sin pasar por un proceso selectivo”.
  7.- “Pagos indebidos a Personal Residente en formación”, “retribuciones por actividades realizadas fuera de la jornada habitual”.
  8.- “195 efectivos no están en el listado de nóminas y 112 personas están en el listado de nóminas y no forman parte del listado de efectivos”.
  9.- Más de lo mismo, a pesar de haber detectado tantas ilegalidades, el informe advierte que la documentación facilitada por la Gerencia “NO SE CONSIDERA FIABLE”, pues un “21,46% del gasto del ejercicio no está incluido en el listado de facturas”.
  10.- No ha facilitado documentación relativa a gastos específicos como limpieza, energía eléctrica, gas y gasóleo.
  Estos son los diez mandamientos de la Consejería de Atención Especializada de Gatola, que espero ampliaros en un futuro próximo.
  Mandamientos que quedan resumidos en uno solo y dado a conocer por el Consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León el Ilustrado e Ilmo. Sr. Don Antonio Sáez Agudo, perdón Aguado, en su comparecencia en las Cortes, negó el “agujero negro, quiero decir contable” de 188,2 millones de euros porque: “se trata de falta de crédito para hacer frente a unas facturas que al final no se han liquidado”.
  A este lince, en economía, no lo supera ni el trío formado por el ex presidente Zapatero, Jordi Sevilla y el prevaricador y ex ministro de Hacienda el Sr. Don Pedro Solbes, como así lo ha confesado en el libro que ha editado con respecto a sus memorias, suerte tiene este individuo de que el Código Penal no pueda ser aplicado a los actos políticos.

  Además, ya os hablaré de un blog que comencé a escribir y del que todavía conservo lo en él publicado, pero todo a su debido tiempo, que hay más días que longanizas.
  Todo esto no deja de ser algo parecido, pero en mucho menor grado, al agujero negro que Don Zacarías ha creado al medio escribano de “El Encinar” al no abonarle las dos Biblias en verso que ha comprado y que le han costado mil y pico de euros.
  Ante esto, Don Zacarías montó en cólera y dijo que el juramento y la respuesta que Jeremías dio al Sr. Sam Casablanca quedaba para la siguiente reunión, ordenando que fuera abandonada la sala de video conferencias inmediatamente por todos los allí reunidos, no sin antes aclarar a los presentes, que él solamente mandó que se comprara una Biblia en verso y ahora resulta que el cuasi medio escribano quiere que pague las dos.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario