jueves, 10 de mayo de 2018


  Capítulo.-20
  El Juez se digna emitir sentencia. (2)

  Una vez que el Gran Akila comunicó a Don Zacarías que el estudio, sobre la sentencia emitida estaba terminado, este nos convocó, con el fin de seguir la lectura de la misma y saber el desenlace de la misma y por consiguiente del expediente sancionador abierto al telefonista Don Jeremías Pelotari Tocador.
  En cuanto a las faltas de ortografía cometidas en la sentencia, así como en las gramaticales se deben conservar en el escrito por el cuasi medio escribano, esto es una exigencia de Don Zacarías.
  Una vez dicho esto comenzó la lectura, no sin antes advertirnos que el estudio realizado sería leído al final y sin más comenzó en el punto dejado en días anteriores…se analiza la vulneración tanto del derecho fundamental del artículo 18.4 y 18.1, pero en relación a cámaras de vídeo vigilancia y en virtud de la grabación contenida en ella tuvieron lugar las sanciones. Pero en el presente caso la grabación realizada lo es entre el propio recurrente y los intervinientes del centro de emergencia (gestor, medico regulador y jefa de emergencia), los miembros del centro de emergencias se identifican al comienzo de cada conversación con el recurrente, la llamada es referida a un aviso de urgencias para atender a la paciente en una calle distinta del Centro de Salud Gatuno donde se encontraba el recurrente. La finalidad de la grabación es conseguir un adecuado y correcto ejercicio del sistema de emergencias y la salud de las distintas personas que se ponen en contacto con dicho centro.
  En la orden SAN 1729/2005 de 14 de noviembre por la que se crean , modifican y suprimen fichero automatizados de datos de carácter personal de la gerencia regional de salud gatuna de Castilla y León , se regula en sus anexos , los nombres de los ficheros, donde se encuentra el fichero de “ gestión de atención de llamadas de emergencias sanitarias y entre sus fines menciona la gestión de la asistencia sanitaria. También menciona el fichero el fichero de “gestión de voz” cuyo fin es la recopilación y posibles tratamientos posteriores de las llamadas de emergencias sanitarias recibidas.
  Por otro lado a la vista del expediente, con anterioridad a la incoación del expediente sancionador consta una información previa a los folios 9 a 69, donde en los antecedentes de dicha información previa se menciona “ el día 11 de abril de 2012 el Gerente de emergencias sanitarias gatunas de Castilla y León, remitió un escrito a la Gerencia de Atención Gatuna primaria de Gatola en la que se denunciaba que el día 4 de abril….”.
  Por lo tanto el inicio de la información previa es mediante escrito por el que se denuncia, y posteriormente con fecha 26 de abril de 2012 presenta un escrito el recurrente donde interesa la transcripción de las llamadas, folio 46 del expediente; y el 18 de mayo el recurrente presentó un escrito y que obra al folio 26 donde interesa “ contrastar todo ello con los soportes en las que las tres llamadas se encuentran registradas”, por lo tanto, es el propio recurrente cuando ya desde el inicio de la información previa, solicita contrastar con los soportes en las que las tres llamada se encuentran registradas, es decir, solicita la incorporación de las llamadas, por lo que no puede hablarse de vulneración del derecho de protección de datos, ni su derecho a la intimidad, cuando el propio recurrente interesa su incorporación de las grabaciones. Y en todo ello, como se ha expuesto, puesto en relación con el fin de garantizar una adecuada prestación del servicio de emergencias de modo que la salud de los ciudadanos gatunos ante una llamada de emergencia sea protegida. Y en todo momento en las llamadas consta identificada la persona que realiza la llamada, sin que pueda alegarse desconocimiento de la persona que llamaba.
  CUARTO.- En cuanto a determinar si se ha producido la infracción por la que ha sido sancionado y el principio de proporcionalidad
  Se sanciona por una falta grave tipificada en el artículo 72.3.c) de la Ley 55/2003 de 16 de diciembre del Estatuto marco, tipificada como “el incumplimiento de sus funciones o de las normas reguladoras del funcionamiento de los servicios, cuando no constituya una falta muy grave”.
  En cuanto a esta sanción, alega el recurrente que existía un sistema de turnos perfectamente conocido por la dirección del centro de salud gatuna y que era permitida la práctica del mismo.
  Sin embargo de las declaraciones testificales tomadas en el expediente, tanto de los chamanes que se encontraban ese día 4 de abril de guardia como del Coordinador del centro gatuno de salud, no se acredita lo manifestado por el recurrente, sino que lo que se acredita es que si existe un facultativo que está atendiendo una urgencia y hay otra urgencia se avise a otro chamán. También se desprende de dichas declaraciones que se reparten turnos entre ellos pero si no hay demanda de atención, pero si hay demanda no se hace, en las guardias no se descansa (declaración de D. Felicísimo Ganda San, chamán).
  De la declaración de Dª Garita, aprendiz de chamán, señala que entre los chamanes hay un régimen de turnos cuando se puede. De la declaración de D. P. Loza Mar, telefonista, señalan que en caso de necesidad se avisa al gato chamán que no está de turno.
  A la vista de todas estas declaraciones, aquí hizo un inciso el Gran Akila y dijo: “Solamente aparecen las declaraciones que a este mierda de juez le interesan, las que no le interesan no aparecen, como por ejemplo la del ayudante técnico sanitario del soporte vital básico (SVB), que es un gato que no pertenece al SACyL y por lo tanto un gato neutral y que claramente confirmó a la coordinadora de emergencias gatunas que los chamanes van a las guardias a dormir). Sigo con la lectura: podemos extraer la conclusión QUE ESO NO OCURRIÓ por parte del recurrente el 4 de abril. Ya que una vez que llamó el gestor sanitario gatuno y preguntado para que le pasase con un chamán contesta que no, existiendo tres, y solo uno de ellos atendiendo una urgencia. Después habla con el chamán regulador y sigue contestando que no, e insiste el chamán regulador que quería hablar con un chamán y le contesta que en ese momento no puede ser, cuando había dos chamanes de urgencias.
  Por lo tanto su conducta si es incardinable en el precepto por el cual ha sido sancionado y la sanción de un año no se estima proporcionada, dado el abanico que comprende el artículo 73 de la Ley 55/2003, desde un mes hasta los dos años.
  En cuanto a la otra sanción impuesta por una falta grave tipificada en el art. 72.3.d) de la Ley 55/2003 de 16 de diciembre, del Estatuto Marco Gatuno, tipificada como “ la grave desconsideración con los superiores, compañeros, subordinados o usuarios”, por las expresiones dirigidas a la jefa de sala consistentes en : “ ¿ usted es la controladora del Centro Gatuno de Salud este?, Yo pensaba que era usted la que ordenaba y mandaba aquí, porque ya es la tercera vez que llama o cuarta vez. Si…si quiere me estoy aguantándola a usted hasta las 8 de la mañana. Am Brosio (en respuesta a la pregunta de cómo se llama. Eh y usted cómo se llama”.
  Estamos ante unas expresiones desafortunadas dirigidas a un superior, no obstante también el artículo 72 de la Ley 55/2003 recoge como falta leve “La incorrección con los superiores, compañeros, subordinados o usuarios”.
  El problema radica en determinar si estamos ante una falta grave por la cual fue sancionado o bien pueda ser considerado como una falta leve, como interesa el recurrente. Entiendo que dado que estamos ante un procedimiento sancionador y las dudas deben ser favorables al administrado, si bien estamos ante una expresiones desafortunadas, tienen un mejor encaje en su consideración como falta leve que como grave, ya que esta última exige una grave desconsideración, y entiendo que la conversación debe considerarse como una incorrección, más que una grave desconsideración.
  Por todo ello procede estimar parcialmente el recurso interpuesto en el sentido de mantener como grave la primera sanción impuesta, aunque considerando la sanción desproporcionada y considerar como leve la segunda de las infracciones.
  QUINTO.- En cuanto a las costas y conforme el artículo 139 de la LJCA, al estar ante una estimación parcial, no procede imponer costas a ninguna de las partes.
  SEXTO.- Conforme a lo dispuesto en el artículo 81 de la L.J.C.A. y en atención a la cuantía del recurso, indeterminada inferior a 30.000 euros, frente a la presente sentencia no cabe interponer recurso de apelación.
  Por todo ello:
FALLO

  Estimo parcialmente la demanda interpuesta por la procuradora Dª RIFI XICHEZ en nombre de Don JEREMÍAS PELOTARI TOCADOR contra la resolución dictada por el Director Gerente de la Gerencia Regional de Salud Gatuna de la Junta de Castilla y León de 4-02-2014 que desestima el recurso de reposición y declara al recurrente responsable de la comisión de dos faltas graves y se le impone una sanción de un año de suspensión de funciones por cada una de ellas.
  Y declaro que la resolución impugnada no es totalmente conforme al ordenamiento jurídico, anulándola en el sentido de mantener la primera sanción impuesta, pero solamente en un mes de sanción y considerar como leve la segunda de las infracciones.
  Sin imposición de costas a ninguna de las partes.
  Esta sentencia es FIRME y NO cabe contra ella RECURSO ordinario alguno.
  Notifíquese a las partes.
  Así por esta mi sentencia de la que se llevará testimonio a los autos, lo pronuncio, mando y firmo.
  Aquí el Gran Akila dijo: no ha salido Usted tan mal parado, al final casi hace honor a su nombre Don JEREMÍAS PELOTARI TOCADOR y si nos atenemos estrictamente a las Leyes con una sola hubiera bastado y es la Ley Orgánica de Protección de Datos que en su Artículo 6 trata del Consentimiento del afectado.
  1. El tratamiento de los datos de carácter personal requerirá el consentimiento inequívoco del afectado, salvo que la ley disponga otra cosa.
  El que se pida la grabación para saber y comprobar si la transcripción está bien hecha, no implica que la autorice como prueba ni en el expediente ni ante este Juez al servicio de los políticos.
  Aquí tomó la palabra Don Zacarías para decir: por primera vez veo aplicada la Ley promulgada por Mariano Rajoy, la popular Ley “mordaza”, al no superar la cuantía de 30.000 euros en cuanto a los gastos judiciales, no se puede apelar. En vez de aumentar el número de Jueces, se limitan y recortan con ella los derechos del contribuyente, que no ciudadanos, por todas las promesas electorales incumplidas y por ser este partido tan amante de los billetes de color purpura es por lo que ahora anda cumpliendo algunos de los significados del color de estos billetes, anda en duelos y penitencias con el electorado que le proporcionó la mayor mayoría absoluta habida en la España democrática.
  Don Jeremías solicitó que se le dejase uno de los ordenadores para hacer un escrito a la Gerencia Gatuna de Salud, con el fin de que todo el dinero que se le había dejado de pagar por la suspensión de empleo y que ya había cumplido en su totalidad, es decir 23 meses de sueldo, mas las pagas extraordinarias y las vacaciones le fueran pagados en su totalidad a la mayor brevedad posible.
  Don Zacarías le autorizó a ello y los demás dimos por concluido el asunto y con una invitación de Don Zacarías nos meteríamos unas buenas botellas de Muga reservas del 98 y buenas raciones de queso artesanal, según la fórmula que emplea el gato egipcio, el Gran Akila, hecho con la leche de sus ovejas y buen jamón ibérico.
  Una vez que al Gran Akila comenzó a hacerle efecto el vino, soltando improperios de todo tipo, dijo: Este Juez se la metido doblada a Don Jeremías, pues ha aplicado la Orden SAN/1729/2005, de 14 de noviembre de forma sesgada y favoreciendo a la administración, que en cuanto a las llamadas telefónicas, nada dice que se puedan emplear para abrir expedientes a sus empleados, esto es lo que en esa Orden consta sobre los ficheros de voz:
  2.- NOMBRE DEL FICHERO: Gestión fichero de voz.
  Fines y usos: Recopilación y posibles tratamientos posteriores de las llamadas de emergencias sanitarias recibidas.
  Personas o colectivos afectados: Todas aquellas personas que realicen llamadas, de emergencias sanitarias. Pacientes atendidos por el personal de Emergencias Sanitarias.
  Procedimiento de recogida y procedencia de los datos: Mediante la comunicación telefónica de la emergencia sanitaria.
  Estructura básica del fichero y descripción de los datos de carácter personal: Base de datos:
  Grabaciones de audio de las emergencias sanitarias.
  Se pueden producir cesiones a Organismos Oficiales reconocidos, en el caso de que lo soliciten.
  Órgano de la Administración responsable del fichero: Gerencia de Emergencias Sanitarias Gatunas de Castilla y León.
  Servicio o unidad ante el que pueden ejercitarse los derechos de acceso, rectificación y cancelación: Gerencia de Emergencias Sanitarias gatunas de Castilla y León.
  Nivel de seguridad: Alto.
  Yo no he leído en todo el expediente que Don jeremías realizase ninguna llamada a estos de emergencias gatunas, que se funden más de 38 millones de euros al año en llamadas telefónicas, algo que no nos fundiríamos todos los gatos de Castilla y León en llamadas a los teléfonos que empiezan por 803.
  Hasta aquí todo lo relativo a la atención primaria, veamos una muestra de la atención especializada, ya saben, para muestra un botón basta, aquí os dejo la última noticia aparecida sobre atención especializada, está publicada por el periódico digital Tribuna de Salamanca, mejor léanla Ustedes.

  UGT (Unión de Gatos Trabajadores) denuncia la existencia de una 'caja B' en el hospital de Salamanca
  LISTA DE ESPERA
  La sección sindical de Servicios Públicos Gatunos de UGT critica la existencia de 13.000 pacientes en lista de espera "olvidados".
  Principio del formulario
Final del formulario
El sindicato UGT en Salamanca ha denunciado la existencia de una 'caja B' en el complejo hospitalario, en concreto "un agujero negro en el cajón B".
  Al menos eso es lo que denuncia la formación en un escrito en el que argumenta además que aparecieron “esas listas que la FeSP.UHT lleva denunciando desde hace más de un año ante el Consejero de Sanidad, quien negó su existencia” Así, UGT explica que se trata de "13.000    pacientes en listas de espera que se pretenden eliminar ahora a coste cero, sin más contratación de personal. Uno de los casos es el de las resonancias los sábados, hecho al que no nos oponemos, pero siempre que no sea a costa de incrementar de manera irregular la jornada de los trabajadores".
  Por último, FeSP-UGT, denuncia que esta “escandalosa aparición de la lista de espera es el resultado de un recorte de plantilla, una mala gestión y de mentiras acumuladas, cuyo responsable es el Consejero Sáez Aguado, además del SAGCyL, OCULTADOR OFICIAL de los agujeros negros en la sanidad salmantina.          
  Esta es, según los políticos de quinta mano que nos fríen a impuestos, casi la mejor sanidad del mundo. ¿Se imaginan las demás, cuando ya conocen una de las mejores?
  En este momento llega Don JEREMÍAS PELOTARI TOCADOR, con el fin de unirse a la celebración, diciendo que reclama además los intereses devengados por el dinero que no se le pagó en su momento y de paso nos comunica que los chamanes y aprendices de chamán no solamente duermen por las noches, hay que resaltar las siestas de una hora larga en cada guardia que hacen.





No hay comentarios:

Publicar un comentario