jueves, 10 de mayo de 2018


  Capítulo.- 21
  La reincorporación de Don jeremías.

  Acaba de llegar Don Jeremías y nos ha entregado el escrito que ha dirigido a la Gerencia de Área Gatuna sobre lo ocurrido en su primer día de trabajo al que acaba de reincorporarse.
  Yo, Don Jeremías Pelotari Tocador, nacido en Gatola, con D.N.I. 07,428.755-+, con domicilio en Gatola, sito en la C/ Los Gatos Licenciados; ante la Gerencia de Atención de Área para gatos de Gatola comparezco y como mejor proceda en Derecho DIGO:
  El pasado día veinte del presente mes de agosto, presté servicios como telefonista (plaza de la que soy titular) en el servicio de urgencias del Centro de Salud y Especialidades para Gatos de Gatola.
  Para que en esa Gerencia se comprendan los hechos ocurridos durante el desarrollo de la citada guardia del día veinte y que más adelante se expondrán, me siento en la obligación de explicarle el sistema que en el servicio de urgencias del Centro de Salud para Gatos de Gatola se emplea para el desarrollo de las guardias:
  1.- Lo primero que se hace al comienzo de las guardias, tanto por el personal chamán como por el personal de aprendices de chamán que ese día desempeñen las labores habituales que correspondan a los citados gatos chamanes es repartir lo que ellos denominan turnos.
  2.- En el citado servicio de urgencias, hay asignados: tres chamanes y tres trabajadores aprendices de chamán, se hacen tres turnos de una hora de duración cada uno, mediante el sorteo de tres depresores numerados del uno al tres, el mismo proceso se repite por el personal aprendiz de chamán. Quedando de esta forma el chamán que haya sacado con el depresor el número uno, con el profesional de aprendiz de chamán que haya sacado también el número uno, emparejados en equipo, para la realización de los trabajos que tengan que realizar a lo largo de toda la guardia.
  3.- Para la realización de los trabajos, la primera hora de la guardia queda asignada al equipo que tenga el número uno, quedando el resto del equipo de la siguiente forma: el equipo número dos queda para atender los domicilios si los hubiere (lo normal es que en días extremos se den a lo sumo cuatro domicilios durante toda la guardia) como así se puede comprobar en el libro registro que existe y donde quedan anotados todos y cada uno de los trabajos realizados durante la guardia y el equipo número tres empieza la guardia descansando. Pasada la primera hora de la guardia, el equipo tres pasa consulta, el uno queda para atender los domicilios y el dos, que antes atendía los domicilios si los hubiere, pasa a descansar. En la tercera hora de la guardia, el equipo que ha estado de descanso, es decir, el dos pasa a hacer las consultas, el tres a atender los domicilios y el equipo uno de descanso y esta es la dinámica durante toda la guardia. Más bien parece que en vez de repartir el trabajo, lo que reparten es el descanso.
  4.- Llegadas las cero horas y con ello el comienzo del día siguiente, el equipo formado por el chamán y aprendiz de chamán que durante el día han desempeñado el turno número uno y desde las cero horas hasta las dos horas y cuarenta minutos, pasan a realizar todas las labores que haya que desempeñar, no solamente en el Centro de Salud, es que además tienen que atender los domicilios si los hubiere. Mientras esto ocurre, los equipos número dos y tres duermen, aunque haya esperando varios pacientes a ser atendidos. En caso de llamar al siguiente turno, hay algunos chamanes que acuden presto a ayudar a su compañero, pero son los menos, la respuesta normal es. “Que se esperen”
  5.- Llegadas las dos horas y cuarenta minutos y hasta las cinco horas y veinte minutos, pasa a desempeñar todas las funciones descritas para el equipo número uno en el apartado cuatro el equipo número dos y los demás duermen, aunque haya esperando varios pacientes gatunos a ser atendidos.
  6.- A las cinco horas y veinte minutos, entra en acción el equipo número tres, desempeñando todas las funciones ya descritas.
  7.- En caso de que no haya pacientes ni domicilios a lo largo de la noche, cosa harto difícil, pero no imposible, pues de hecho y siendo las menos, hay noches que se dan, todos duermen.
  8.- Le recuerdo a esa Gerencia para Gatos, que el trabajo del telefonista no es andar buscando chamanes ni aprendices de chamán por el Centro de Salud Gatuno si llega algún paciente que dice que se encuentra muy mal ni de llamarlos, pues con arreglo a la Ley, esta, en su artículo correspondiente dice: “No hay que llamar a nadie, cada uno debe permanecer en su puesto de trabajo”.
  Pues bien, una vez dada la anterior explicación, paso a describir los hechos ocurridos en la madrugada del día veinte:
  “Aproximadamente sobre las dos horas y cincuenta minutos se recibe llamada telefónica desde Gatola reclamando asistencia del chamán, es decir, ya había entrado a desempeñar todas las funciones el equipo que según sorteo le había correspondido el turno número dos, le comunico a la chamán Dña. Belén Tin Rodrí, que era la encargada de realizar las labores a desempeñar en el turno número dos y que se encontraba en su dormitorio, la llamada recibida y me contestó que no le daba la gana de ir al domicilio que había solicitado asistencia del chamán. Dicha llamada la he vuelto a realizar en presencia de Doña Luc Mu Mar, la chamán que había estado realizando el turno uno, esta segunda llamada la he realizado bajo el sistema de manos libres, con el único fin de que Dña. Luc Mu Mar pudiera oírla, y que en aras de una mejor atención al paciente gatuno que a última hora de su turno había atendido tuvo que demorar el turno hasta las dos y cincuenta y cinco minutos aproximadamente, de nuevo, Dña. Belén Tín Rodrí se niega a lo solicitado.
  Siguiendo órdenes de Doña. Luc Mu Mar he llamado a la aprendiza de chamán Dña. Elisa Nito Gracia, a quien por sorteo le había tocado el turno dos y ambas, se han ido a hacer el domicilio. Esta actitud, la puse en conocimiento de la Guardia Civil, quienes enviaron una patrulla perteneciente a la Policía Local de Gatola, quienes tomaron nota del nombre de la chamán que se había negado a realizar el servicio solicitado y de la chamán que había ido a realizarlo, con el único fin de levantar ACTA de la incidencia ocurrida. La citada acta la envío en fotocopia adjunta a este escrito como documento número uno.
  Por todo lo anteriormente expuesto es por lo que SUPLICO que se tenga por presentado este escrito, se admita a trámite y se tomen las medidas que la Gerencia de Área para Gatos de Gatola, estime oportunas.
Gatola a 21 de agosto del 2016.

Fdo.  Don Jeremías Pelotari Tocador.

  Ahora -continuó- os leo el acta levantada por la Policía Local de Gatola, que el escribano tome note fiel de la misma y que dice así:

  EXCMO. AYTO DE GATOLA
  Jefatura de Policía Local
  Plaza Mayor núm. 72
  Gatola (Salamanca)
INFORME DE JEFATURA

  ASUNTO: INFORME SOBRE SOLICITUD REALIZADA POR DON JEREMÍAS PELOTARI TOCADOR.
  En relación con el escrito presentado por DON JEREMÍAS PELOTARI TOCADOR, telefonista del Centro de Salud y Especialidades para gatos de Gatola, para que por parte de esta Policía Local se informe de la actuación llevada a cabo el pasado 21 de agosto en el citado Centro de Salud y Especialidades para Gatos se INFORMA:
  Que el pasado 21 de agosto a las 3:15 horas, los agentes 6561 y 6532 fueron comisionados por el Servicio de Emergencias de Castilla y León (112) para que se personasen en el Centro de Salud y Especialidades para Gatos de Gatola motivados por una llamada realizada por el solicitante.
  Personados en el lugar, los agentes actuantes y entrevistados con el Sr. Don JEREMÍAS PELOTARI TOCADOR, este les informa: que un chamán que se encuentra de guardia se ha negado a acudir a un aviso sanitario después de haberle requerido varias veces. Por tal motivo, continúa manifestando el Sr. Jeremías que tuvo que avisar a otro chamán del Servicio de Urgencias Gatunas. La cual acude al aviso.
  Que la chamán, que según el requirente se negó a atender el aviso, responde a las iniciales B.T.
  Por último, el Sr Jeremías, comunicó a los agentes actuantes su intención de formular su denuncia en la Gerencia de Área Gatuna contra la chamán que según sus manifestaciones, se negó a atender el servicio, todo ello, con el fin de evitar posibles responsabilidades.
Gatola a 21 de agosto de 2016

JEFE DE POLICÍA LOCAL

Fdo. Narso Cadad Bra

  Aquí intervino el Gran Akila diciendo que después de leer varios artículos sobre la seguridad social para gatos he llegado a la conclusión siguiente: La Seguridad Social Española para los de nuestra especie se ha deteriorado mucho en los últimos años y ya no es lo que era. Ahora sufre proliferación administrativa, una grave enfermedad parasitaria, crónica, degenerativa, paralizante, agravada con cuadros carenciales y desaparición de todo tipo de papeles. El tratamiento es quirúrgico y consistiría en la extirpación de los parásitos en bloque, pero hasta el momento nadie se ha planteado realizar la intervención.
  Un dato que considero de especial importancia y de especial relevancia -siguió contando- Castilla y León es la comunidad líder en ratio de chamanes de primaria, pero se cae en personal de atención especializada. Es la quinta comunidad con mayor presupuesto por persona y la cuarta con más camas, pero con estos gestores de tan poca monta, somos los peores de toda España.
  Los políticos españoles nos venden, o eso creen ellos, que tenemos la mejor sanidad, pero hay encuestas y estamos situados en el puesto número dieciocho (18) según estas.
  Aquí intervino Don Zacarías Moro Moro y  dijo: "Vamos que la sanidad en España va a peor cada día" y seguidamente preguntó a Don Jeremías si le gustaba jugar a los chamanes con su señora gata.
   Por supuesto -contestó este-, pero llevo en la lista de espera más de un año.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario